Almendras Natural
julio 18, 2017
Almendras Natural
julio 18, 2017

Almendras Tostada

Almendra Tostada

Propiedades de la almendra tostada sin cáscara

Por: alimentos.org.es

Entre los alimentos de la categoría de las frutas que tenemos disponibles entre los alimentos en nuestra tienda o supermercado habitual, se encuentra la almendra tostada sin cáscara.

Este alimento, pertenece al grupo de los frutos secos.

A continuación puedes ver información sobre las características nutricionales, propiedades y beneficios que aporta la almendra tostada sin cáscara a tu organismo, así como la cantidad de cada uno de sus principales nutrientes.

La almendra tostada sin cáscara es un alimento rico en fósforo ya que 100 g. de este fruto seco contienen 560 mg. de fósforo.

Este alimento también tiene una alta cantidad de vitamina E. La cantidad de vitamina E que tiene es de 26,26 mg por cada 100 g.

Con una cantidad de 0,57 mg por cada 100 gramos, la almendra tostada sin cáscara también es también uno de los alimentos con más vitamina B2.

Beneficios de la almendra tostada sin cáscara:
Dada su alta cantidad de proteínas, la almendra tostada sin cáscara es un alimento recomendado especialmente para el desarrollo muscular. Los alimentos ricos en proteínas como este fruto seco, están recomendados durante la infancia, la adolescencia y el embarazo ya que en estas etapas, es necesario un mayor aporte de este nutrientes.

La almendra tostada sin cáscara, al ser un alimento rico en potasio, ayuda a una buena circulación, regulando la presión arterial por lo que es un alimento beneficioso para personas que sufren hipertensión. El potasio que contiene este fruto seco ayuda a regular los fluidos corporales y puede ayudar a prevenir enfermedades reumáticas o artritis.

El alto contenido en zinc de la almendra tostada sin cáscara facilita a nuestro organismo la asimilación y el almacenamiento de la insulina. El zinc que contiene este fruto seco, contribuye a la madurez en el desarrollo y ayuda en el proceso de crecimiento, además de ser beneficioso para el sistema inmunitario y la cicatrización de heridas y ayuda a metabolizar las proteínas. Al ser rico en zinc, este alimento también ayuda a combatir la fatiga e interviene en el transporte de la vitamina A para la retina.

Tomar almendra tostada sin cáscara, al estar entre los alimentos ricos en fibra, ayuda a favorecer el tránsito intestinal. Incluir alimentos con fibra en la dieta, como este fruto seco, también ayuda a controlar la obesidad. Además es recomendable para mejorar el control de la glucemia en personas con diabetes, reducir el colesterol y prevenir el cáncer de colon.

La almendra tostada sin cáscara, al ser un alimento rico en fósforo, ayuda a mantener nuestros huesos y dientes sanos así como una piel equilibrada ya que ayuda a mantener su PH natural. Por su alto contenido en fósforo este fruto seco ayuda a tener una mayor resistencia física. Este mineral, contribuye también a mejorar las funciones biológicas del cerebro.

El tomar la almendra tostada sin cáscara y otros alimentos ricos en vitamina B2, puede ayudar a superar las migrañas y es beneficioso para mantener una buena salud ocular y de la piel. Los alimentos ricos en vitamina B2 o riboflavina como este fruto seco, también son útiles para mejorar problemas nerviosos como el insomnio, la ansiedad o el estrés.

La almendra tostada sin cáscara, por su elevada cantidad de vitamina E, es un alimento beneficioso para nuestro sistema circulatorio. Este fruto seco también tiene propiedades antioxidantes, es beneficioso para la vista y puede ayudar en la prevención de la enfermedad de Parkinson